Luego de tres días de juicio por asociación ilícita en la trama de corrupción de Odebrecht, el fiscal general, Carlos Baca Mancheno, aseguró que los peritos y testigos que hasta el momento se han presentado por pedido suyo han reforzado su acusación. “La presentación de la prueba continuará durante los próximos días… en forma detallada y precisa, y por eso, es una audiencia que se va a extender durante varios días”, dijo el Fiscal.

Aclaración que refleja un juicio que avanza lento. Al estar en etapa de prueba, la característica de estos días ha sido principalmente la presentación de la materialización de la información contenida en varios ‘pen drives’ incautados durante la investigación, interrogatorios y contrainterrogatorios, objeciones a, llamados de atención de parte del juez, algunos abogados que se han tomado hasta casi una hora en el contrainterrogatorio pidiendo a los peritos que informen si los nombres de sus clientes constan en determinada información.

Desde el viernes hasta la tarde de ayer habían comparecido 23 testigos, incluyendo peritos, de los 79 previstos; es decir, menos del 30%.

Entre los nueve procesados que asisten a esta audiencia, están el vicepresidente, Jorge Glas, y su tío Ricardo Rivera. Eduardo Franco Loor, abogado del segundo mandatario, evalúa como positivas para su cliente estas jornadas. “Hasta ahora estamos victoriosos”, asegura. Cree que la Fiscalía no ha presentado ninguna prueba que responsabilice penalmente a Glas, que el resto de procesados no lo ha acusado y que en la  información exhibida por los peritos no consta el nombre de Jorge Glas ni la sigla JG.

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Comentarios

Facebook

DALE CLICK EN LIKE (ME GUSTA)